languages
  0
Your Cart

Your Shopping Cart is empty

Make Love & Have Fun

En Secret Play nuestro lema desde hace bastantes años es "Make Love & Have Fun“, haz el amor y diviértete en español, y es que en Secret Play pensamos que el sexo es para eso, para pasarlo bien y divertirse.

La sociedad, el porno, los libros, las películas, la televisión…nos han enseñado de forma bastante poco realista que el sexo siempre empieza muuuy rápido y, por supuesto, termina en lo que parece el íunico objetivo: EL ORGASMO. Todos tenemos en mente la típica escena de película de encuentro sexual: chico y chica se miran, se suman en un apasionado beso con lengua al que le sigue un poco de magreo, y de repente… ¡Ropa fuera y a penetrar se ha dicho!… hasta que AAAAAHHH!! *orgasmo simultáneo*.

Este modelo sexual lineal, orientado a conseguir este esperado final, al final lo único que consigue es que muchas personas se sientan frustradas e insatisfechas a nivel sexual. Nos marcamos objetivos y nos obsesionamos con llegar al orgasmo y hacer llegar a nuestra pareja de una forma muy mecánica y frustrante si no acaba dando los resultados esperados.

Asociar penetración y orgasmo a satisfacción plena hace que nos olvidemos de otras cosas que también suman a la relación sexual, son parte de ella y hacen que sea placentera y divertida. El coqueteo, la seducción, las caricias, los besos, las palabras picantes... todo ello también es sexo y hacen de él una experiencia amena, relajada y divertida.

En Secret Play siempre nos hemos inclinado hacia la producción de juegos de mesa eróticos que pueden hacer romper con la monotonía a parejas que hayan caído en la rutina común en las relaciones estables y duraderas. Aunque no hace falta encontrarse en una relación así para poder disfrutar de ellos. Los juegos para parejas tipo de mesa, de cartas, dados, etc. son ideales para romper el ha subir la temperatura, como una divertida guía para poder disfrutar de una noche 100% erótica y atrevida. Al proponer diferentes retos y pruebas, sacan a la pareja de lo costumbrado y la hace experimentar, hacer cosas que quizá no había pensado hacer nunca antes, alejándola de lo que podríamos llamar el sexo “tradicional”, o el concepto de sexo poco sano que generalmente tenemos basado en la genitalización, la penetración y en el “aquí te pillo y aquí te mato”.

Los juegos de mesa eróticos son una muy buena opción para innovar en la intimidad dándole un toque de imaginación a las fantasías ocultas de cada integrante de la pareja, lo cual puede mejorar la relación y comunicación y a descubrir nuevas formas de complacer al otro.

Estos juegos hacen que nos diferenciemos de otras marcas.